¿qué es?

Meditar, practicar yoga, respirar se vende actualmente como la fórmula mágica que cura todos los males. La gente busca en el yoga y en sus prácticas asociadas una eficacia semejante al iboprufeno o a la aspirina: soluciones inmediatas con ningún efecto secundario.

DSC_1151.JPG

Meditar es algo cuyos los efectos son más lentos que un lexatín, sin embargo tiene resultados duraderos y no posee efectos secundarios. Meditar exige un esfuerzo, una dedicación y una continuidad. Meditar es comer alimentos orgánicos, nutritivos y alcalinos de forma continuada en el tiempo. Meditar es dar un paso y no parar de andar nunca más.

Pattabhi jois decía: “El yoga no es para un año, ni para diez. Es para toda la vida.”

Meditar es la palabra que encontramos para traducir la palabra “dhyana”. En palabras de Osho: “En sánscrito tenemos una palabra especial para la meditación; la palabra es dhyana. No existe en ninguna otra lengua una palabra similar, es intraducible, por la sencilla razón de que en ninguna otra lengua la gente ha probado o ha experimentado el estado que denota; de manera que ningún otro idioma tiene esa palabra” (Osho, Meditación Hoy, Ed. Gaia, Madrid, 2009, pág. 9).

Meditar es una experiencia. Todos queremos poner en palabras lo indecible, aunque el intento de verbalizar lo interno ha motivado a muchos a adentrarse en este mundo de sensaciones más allá de los sentidos. Un mundo donde lo invisible es claramente lo más importante.

Advertisements