instrumentos

“La práctica de yoga necesita disciplina, estudio y devoción.” – Yoga Sutras II.1

Yoga como instrumento

Para que el yoga se haga efectivo existen técnicas muy específicas. La aplicación conjunta de esas técnicas permite al profesor encontrar múltiples soluciones que satisfagan las necesidades de cada grupo. Esto es lo que comúnmente se llama hatha yoga.

asanas
La ejecución de posturas corporales es la base de la práctica. Es el punto de partida que permite que todo el resto funcione adecuadamente. Es importantísimo educar el cuerpo, corregir los desvíos y adquirir la fuerza y la flexibilidad necesarias para poder estar bien consigo mismo. Los jóvenes pueden y deben hacerlo con mayor intensidad porque su fase de desarrollo así se lo pide.

pranayama
Respirar es vivir. El yoga indaga en las técnicas de respiración para mejorar una función del organismo que la mayor parte de nuestra vida funciona sin la intervención de nuestra voluntad. En el yoga respirar con consciencia es mejorar nuestra naturaleza. Existen decenas de técnicas para que la respiración se vuelva una fuente de salud y vitalidad.

“El pranayama se halla en la frontera entre los mundos material y espiritual, siendo el diafragma el punto de encuentro del cuerpo fisiológico y el espiritual.” – B.K.S Iyengar

T. Krishnamacharya haciendo pranayama

 

relajación
Un cuerpo relajado es un cuerpo preparado para la acción. Una mente relajada trabaja más y mejor. Alcanzar este estado implica el esfuerzo de la quietud.

dhyana
Una forma de mirar hacia la meditación es traducirla como atención plena. Atención plena sobre los procesos mentales y emocionales de uno mismo, una forma de llegar a un mayor autoconocimiento, una herramienta de autocontrol. El individuo que medita hace mejor su trabajo porque conoce sus fuerzas y debilidades, tiene más confianza en uno mismo y sabe responder de forma asertiva a las exigencias de la vida.